14/7/13

¡Demonio del Rock! - Cap. 6


Capítulo 6: Confianza.


Esa mañana, Ha Na, se levanto temprano y un poco emocionada por comenzar a trabajar. Ese día no sería muy agitado, ya que solo tomarían fotos promocionales del Dorama. Después de alistarse, bajo al comedor para hacer el desayuno pero su padre se había adelantado y la estaba esperando con todo listo.
—¡Buen día! Quería sorprenderte —dijo sonriendo.
—¡Woow! Todo parece tan delicioso, gracias papa.
Juntos tomaron asiento y comenzaron a comer, todo estaba muy rico, Park hace bastante que no cocinaba por lo que tenía miedo de haberlo hecho mal pero estaba más que bien.
—Y dime ¿Estas nerviosa por tu primer día?
—Ayer lo estaba un poco, ya sabes... Kyuhyun —reía—; pero hoy me levante con ganas de empezar.
—Eso es bueno —sonrió—; si se pone muy molesto recuerda que puedes pedir mi ayuda.
—Entiendo ¿Y como suele ser la sesión de fotos?
—Mmm, depende de cómo salgan es el tiempo que nos lleva. Seguro almorzamos en la empresa pero tal vez por la tarde ya esté listo el trabajo.
—¡Qué bien! Hoy pedí cambio de turno en mi clase del día, asi que espero llegar bien —sonrió.
—Sí, no te preocupes sino seguro el Director te deja ir un rato antes. Le caes muy bien —sonrió nuevamente.
Ha Na se sonrojo un poco por el comentario de su padre.
—Es muy amable.
Terminado el desayuno, ambos se abrigaron ya que esa mañana hacia frio pero para un saco liviano. Al llegar a la empresa se podía notar más movimiento, no solo por el Dorama de Kyuhyun, sino también por el trabajo de los otros artistas de la empresa que llegaban temprano. En la sala central, se encontraba He Yi con su personal, al igual que Taemin, que al ver a Ha Na, sonrió amigablemente y la saludo con su mano. Ella respondió de la misma manera, mientras que He Yi la ignoro pero presto atención al saludo que ambos se hicieron mirándolos con seriedad.
—¿Conoces a Taemin? —pregunto su padre.
—Fue culpa de Kyuhyun ayer, larga historia, pero al menos termino haciendo algo bueno y pude conocer a Taemin —sonrió.
—¿Que hice yo? —dijo Kyu, quien venía justo detrás de ellos.
—¿Sabías que es de mala educación escuchar conversaciones ajenas, rockstar?
—¿Sabías que no escucho lo que dices? —respondió con sarcasmo.
Ha Na lo miro seria.

—Bueno, ya basta. Debemos ir al estudio y los dos deben trabajar como profesionales —dijo Park seriamente.
Ya en el estudio fotográfico, Ha Na ayudo a los demás a preparar el set, además de alcanzarle ciertas cosas a Kyuhyun mientras lo maquillaban. Su día estaba yendo muy bien hasta que…
—¡Ha Na, Kyuhyun te está llamando! —Le aviso otras de las asistentes, una mujer ya mayor.
Ha Na salió rápido en dirección a su camerino, ya que quería cumplir su promesa de no fallar asi él no la molestaría. Pero al entrar, se encontró que Kyu solo tenía puestos sus pantalones y su pecho descubierto, lo cual la hizo sentir un poco avergonzada y que sus mejillas se tornaran rosadas de vergüenza.
—¿Q-Que qui-quieres?
De los nervios no podía hablar bien. Kyuhyun volteo, y la miro sin entender su expresión hasta darse cuenta de su vestimenta-o casi vestimenta-, entonces sonrió con burla.
—¿Porque miras el piso, acoso no eres profesional? ¿O ya te enamoraste de mí? -comenzó a reír.
Ha Na se molestó y le lanzo con un cojín que tenía a su alcance, golpeándolo en la cara.
—¡Claro que no, tonto! —grito enfadada—¡Solo dime que necesitas o me retirare a seguir ayudando a los demás!
Aun seguía sin mirarlo a los ojos.
—Chica temperamental, solo bromeaba —La miro seriamente—; solo ve a buscar en recepción mi ropa, acaba de llegar. No sé qué les paso que casi la olvidan.
—¡Claro, ya vuelvo!
Volteo para salir.
—¡Oye! —La llamo antes—-; no te maquilles tanto las mejillas de rosado —Le dijo y comenzó a reír.
Ha Na se apresuró a salir y se fijó en el primer espejo que encontró. Al ver que estaba colorada se apeno mucho más y tapo sus mejillas con sus manos.
—¡Que vergüenza! —Se dijo.
Detrás de ella pasaba justo Taemin, que al verla asi pensó que estaba enferma.
—¿Estas bien? Tienes la cara roja ¿No tendrás fiebre?
—¿Que, qué? No, estoy bien. Gracias —dijo rápidamente y nerviosa.
Luego salió corriendo dejándolo helado, aunque al verla salir asi le dio risa. Luego pasó por el camerino de Kyu, el cual tenía la puerta abierta y vio como estaba el vestido y ahí entendió todo.
—Pobre niña, tener que ver eso. Se debió apenar mucho —dijo mientras reía—¡Este Kyu sí que es un demonio!
Taemin conocía hace unos años a Kyuhyun y eran buenos amigos, él nunca lo había visto enamorado pero si provocando chicas, solo que sentía que esta vez Ha Na era distinta para Kyu…
Ya en la recepción, Ha Na recibió el atuendo y subió corriendo a entregarlo. En el camino choco a su padre quien se ofreció a llevar el traje, asi ella se sintió aliviada de no tener que volver a ver algo que no debía y siguió ayudando a los demás en lo que podía. Cuando las estrellas ya estaban listas, la sesión de fotos comenzó y Ha Na estaba feliz de ver el trabajo duro de todos. Estaba tan distraída, que no noto la llegada del Director y menos que se paró a su lado.
—¡Buen día, Ha Na!
—¡Director! —dijo sorprendida.
—¿Cómo estas con tu primer día? —sonrió.
—Bien, muy bien. Me gusta.
—Eso me alegra ¿Y con Kyuhyun todo bien?
—Sí, es un poco cargoso pero no me ha molestado.
—Que buena noticia, él es muy buen artista y hace con esfuerzo su trabajo, pero sigue siendo un niño —sonrió—; además que sus padres lo dejaron desde muy joven.
Ha Na oyó eso y su curiosidad la hacía desear saber más, pero sentía que era algo que solo Kyuhyun podía confiarle y no que otra persona se lo contara asi como asi.
Cambiaron de tema y siguieron hablando, sin darse cuenta que Kyuhyun había mirado como charlaban y sintió esa "maldita molestia en el pecho", como él le decía. Aun asi, siguió con su trabajo pero al terminar no pudo evitar tener esa cara de que algo lo molestaba.
—¡Buen trabajo! —Se acerco Ha Na a animarlo.
—Gracias, pues el tuyo pésimo —respondió serio y se fue.
Ha Na quedo muda, no entendía que había hecho mal ¿Seria porque ella no entrego personalmente el traje o porque sin quered había tirado la botella de agua que le pidió? Ella no pensaba que esas pequeñas cosas lo molestaran asi, después de pasar medio día juntos, no término de comprender.
El trabajo estaba terminado, por lo que Ha Na y Kyuhyun debían ir a clases. Su padre lo sabía, asi que le pidió a Kyu que la llevara, el cual acepto pero sin cambiar su expresión seria en el rostro. Ella subió con él, asi podría averiguar que le pasaba pero él no le dirigió la palabra en todo el viaje. Cuando bajaron, ella quiso agradecerle pero este entro rápidamente a su salón dejándola sola. Esto la molesto demasiado, asi que decidió esperar a que las clases terminaran y asi confrontarlo. Y asi fue, ella lo espero en las escaleras de entrada y cuando lo vio camino hacia él. Ya estaba oscureciendo y no había muchos estudiantes.
—¿Qué pasa? —dijo desentendido.
—¿Como que pasa? ¿Porque me ignoras y dices que trabaje mal? Hoy me esforcé mucho para ayudarte —respondió muy enojada.
—¡Que molesta! —suspiro—; te dije que trabajaras bien y no hicieras nada para molestarme.
—¿Que fue, el agua, lo del traje? Son cosas insignificantes, no entiendo quién te crees para que te moleste eso.
—¿Agua? Que... No fue eso.
—¿Entonces?
—Tu... Tú me molestaste, andas hablando con todo el mundo.
—¿Ahh? Eso es lo más tonto... No te entiendo.
—Es que... Como... Ashh ¡Que molesta en verdad!
—¿En qué molesto? Dímelo asi puedo cambiarlo —Se cruzó de brazos.
—Tu hablando con... Ashh —Se agarró la cabeza, sentía dolor de tanto pensar en cómo responder—; tu... Tu... Creo que tú me...
Antes de terminar su oración, su teléfono lo interrumpió con una llamada urgente. Mientras hablaba, Ha Na podía notar como su rostro cambiaba. Se lo veía preocupado.
—¡Lo siento, después hablamos! 
Le dijo a ella después de que colgara y salió corriendo a su auto, pero antes recordó que ella estaba sola.
—¡Oye, espera! ¿Qué pasa? —Su reacción la había asustado.
—¡Tu! ¿Cómo regresas a casa?
—¿Qué? En el bus, no es problema.
—¿A esta hora y sola? Ashh... Ven, sube.
—¿Que suba? No, te ves apurado, iré sola a casa.
—Tu... —dijo serio—¡Que niña!
Regreso a ella y la tomo del brazo metiéndola en su auto. Luego entro él y acelero. Ha Na no entendía nada e incluso se asustó un poco al verlo asi. Pensando que la dejaría primero, se dio cuenta que no la estaba llevando a casa y se sorprendió al verlo parar en un hospital.
—¿Estas bien? —pregunto ella.
—¡Si, solo espera en la sala! Ya vuelvo.
Entro corriendo a la sección de pacientes internados, mientras que Ha Na lo siguió por detrás hasta la recepción del hospital. Una enfermera los vio entrar juntos, asi que la tomo del brazo y le enseño el camino.
—Por aquí señorita, es el paciente 233.
—¿Qué? Yo no...
Sin dejarla hablar, la dejo frente a la habitación, la cual tenía la puerta abierta y no pudo evitar ver a Kyuhyun arrodillado al lado de la cama de un hombre muy anciano y enfermo.
—Abuelo, no me des esos sustos. Sabes que debes tomar tus medicamentos o las enfermeras se molestaran, además es por tu bien.
Ha Na podía oír todo, entonces él se dio cuenta que ella estaba ahí.
—Puedes pasar —Le dijo.
—No, la enfermera me trajo por error. Espero aquí.
Se sentó en una se las sillas y espero. Kyuhyun estuvo un buen rato hasta que su abuelo decidió tomar las pastillas, pero con una condición: conocer a esa linda señorita. Kyu salió al pasillo y se paró frente a ella con cara de "por favor".
—E-Él quiere conocerte —dijo apenado.
Ha Na sonrió y acepto. Al entrar, el abuelo hecho a Kyu ya quería hablar con ella a solas. El acepto de mala gana y salió a esperar afuera pensando que oiría algo pero el abuelo fue más listo y le pido a Ha Na que cerrara la puerta.
—Es un niño muy hiperactivo pero muy bueno —decía el hombre con su voz gastada por la edad—. Y tú ¿Cómo te llamas, pequeña jovencita? —sonrió.
—Mi nombre es Ha Na —sonrió—¿Usted?
—Puedes decirme Nam. Mi mama me llamaba asi de niño y tú me haces recordar a ella, asi de joven y hermosa, era una gran madre —sonreía y reía.
—De acuerdo, Nam —seguía sonriendo.
—Sabes, mi nieto es algo torpe con sus sentimientos pero el realmente es muy buen chico. Por favor cuídalo y enséñale a no ser tan brusco. El antes era un niño muy amoroso con todos, pero desde lo que paso con sus padres se cerró con el mundo, salvo conmigo y su difunta abuela —hablaba seriamente pero sin borrar su sonrisa llena de esperanza—; pero al verlo contigo, es distinto.
—Pero él no es asi conmigo, se equivoca. Solo somos amigos.
—Claro que no, puedo verlo en sus ojos. Ya te darás cuenta, y a mí no me queda mucho tiempo.
—No diga eso —Ha Na entristeció. 
—No te preocupes pero es la verdad, sé que tarde o temprano pasara —sonrió—; solo quiero asegurarme que el ya no estará solo, por favor cuida muy bien de él.
Sorprendida de esas hermosas palabras, sintió un agradable calor en su corazón.
—Lo prometo —Volvió a sonreír.
—Gracias pequeña, ya puedes hacerlo pasar. Debe estar loco por oír -reía.
Ha Na se contagió y comenzó a reír.
—Ya puedes entrar —Le dijo sonriendo al abrir la puerta.
—¿Y cómo estas abuelo? 
Pretendiendo no querer saber de qué estaban hablando.
—Muy bien, pequeño pero ya es tarde. Deberían volver a casa.
—Pero ¿Tu estas bien? —insistió.
—Claro que si —sonreía—; ahora asegúrate de que ella llegue a casa segura.
Kyu la miro y sonrió.
—Lo prometo, ahora duerme.
—A dios jovencita, espero volver a verte.
—Nos vemos, volveré a visitarlo.
—Esperare con ansias.
—Hasta mañana abuelo —Lo beso en la frente—; que duermas bien.
De regreso en el auto, Ha Na se quedó callada, no quería decir algo que molestara o incomodara a Kyuhyun.
—Lo siento, por traerte aquí sin avisar. Me había preocupado, no sabía que era lo de las pastillas otra vez —dijo sin mirarla a la cara.
—Está bien, no fue molestia. Me gusto poder conocerlo —sonrió.
—Gracias por ser buena con él.
—Como no lo seria si es encantador —sonrió.
El también sonrió después de verla.
—¿Y qué te dijo?
—No te diré, es un secreto —comenzó a reír.
—Son unos tramposos.
Arranco el auto y la llevo a casa. En el camino ella reía y él no dejaba de preguntar, pero Ha Na no rompería su promesa y tampoco le diría que su abuelo cree que él tiene sentimientos por ella. Sería un tema de conversación bastante incómodo como para hablarlo... 
Ese día Ha Na sintió que él le abrió otra puerta a su confianza y estaba feliz, ahora pensaba que ella debía ser más abierta, pese a sus peleas.

Continuara…



Flor ~Hana Sakura~

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola :D ¡¡Gracias por tus comentarios!! Ellos ayudan a que mi blog crezca... Y por leer mis historias ^^ ~

*No agredas a los demás...
*No insultes...
*Respeta las demás opiniones...

Saludos ~ Flor - Hana Sakura